El proyecto del Metro de Bogotá, una de las obras de infraestructura más importantes en la historia de Colombia, sigue avanzando. Recientemente, llegaron al país tres impresionantes piloteadoras de hincado a presión, importadas desde China especialmente para este proyecto, y que tendrán la tarea de instalar los soportes sobre los que se construirá el viaducto de la Línea 1 del Metro. 

Las piloteadoras PHC, como se les conoce, son maquinarias de gran tamaño y capacidad, capaces de hincar a presión los pilotes prefabricados que sostendrán el viaducto del Metro. Cada una de estas máquinas tiene un peso total de 1.091 toneladas y cuenta con más de 350 piezas, incluyendo contrapesos y mordazas que aseguran el pilote al suelo. 

El Gerente General de la Empresa Metro de Bogotá, Leonidas Narváez, destacó que la llegada de estas piloteadoras es un hecho sin precedentes en Colombia, ya que es la primera vez que se utilizará este tipo de maquinaria en el país. Además, enfatizó la importancia de estas máquinas en la construcción del Metro, ya que serán fundamentales para instalar los pilotes en el suelo de manera segura, rápida y con el menor ruido y desperdicio de material posible. 

Una vez instalados los pilotes en el suelo, se procederá a la construcción del viaducto por el que circularán los trenes del Metro. Cabe destacar que este proceso se realizará sin necesidad de impactar o martillar, lo cual permitirá que el ruido no afecte a la comunidad, y se evitará la generación de grandes cantidades de material residual. 

Actualmente, el patio taller de la PLMB, donde estarán ubicados los edificios principales, los talleres y parqueaderos de trenes, cuenta con un avance del 77.84% en las actividades de mejoramiento del suelo. Además, la construcción del patio de prefabricados PHC, que tendrá una superficie de 28.024 metros cuadrados y será instalado en el costado sur del corazón del proyecto, cuenta con un avance del 21%. 

Con la llegada de estas piloteadoras, el proyecto del Metro de Bogotá da un paso más hacia su concreción. Este importante proyecto de infraestructura mejorará significativamente la movilidad y calidad de vida de los bogotanos, y contribuirá al desarrollo económico y social de la ciudad y del país en su conjunto.